“Por mucho que me insulten o amenacen sólo conseguirán reafirmarme”

 

Carlos García fue protagonista en el día de constitución de los ayuntamientos.

Como único concejal del PP en la localidad vizcaina de Elorrio, dio su voto al PNV y evitó así que el Gobierno fuese para Bildu, lo que le valió gritos, insultos y amenazas de los simpatizantes de la coalición abertzale.

“No van a conseguir nada con ese tipo de actitudes y por lo tanto espero que aunque sea por puro aburrimiento, desistan de ese tipo de comportamientos”, dice.

“Por muchos insultos, por muchos gritos, por muchas amenazas… hagan lo que hagan los señores de Bildu no van a conseguir absolutamente nada más que reafirmarme en mis convicciones”, confiesa el día después.

Pese a que soportó estoicamente los insultos, Carlos García asegura que lo que más le dolió fue ser increpado al acordarse de Miguel Ángel Blanco e Isaías Carrasco: “Que te abucheen cuando estás nombrando a políticos muertos a manos de ETA me llena de un profundo pesar y una inmensa lástima”.

Pese a todo, Carlos se siente tranquilo y reforzado: “Los vecinos de Elorrio me dan ánimos, me dan besos, me paran incluso delante de los radicales. Estoy consiguiendo uno de mis propósitos que es que la gente se sacuda de encima el miedo”.

vía “Por mucho que me insulten o amenacen sólo conseguirán reafirmarme”.