Cartagena recibe en Madrid las once Q de calidad

El concejal de Turismo en funciones y el director del Instituto del Litoral recibirán los distintivos que se han otorgado a nuestras playas, durante un acto el martes 31 de mayo en la sede del Ministerio de Industria.

El concejal de Turismo del Ayuntamiento de Cartagena en funciones, Javier Herrero, asistirá al acto de entrega de las Q de Calidad que se celebra el martes 31 de mayo a las 11,00 horas, en el Salón de Actos del Ministerio de Industria en Madrid, presidido por el Ministro, Miguel Sebastián.

El concejal en funciones estará acompañado por el director del Instituto del Litoral, Gabriel Ruiz, para recibir las Q de calidad que han sido otorgadas a once playas del litoral cartagenero, y con las que Cartagena continúa a la cabeza de los municipios turísticos de España con más distinciones de calidad.

Este distintivo otorgado cada año por el Instituto de Calidad Turística de España certifica que las playas tienen aguas y arenas limpias, así como servicios de seguridad, salvamento, ocio, información, limpieza y control de chiringuitos.

Las once playas en las que este año volverá a ondear el distintivo de calidad serán la de San Ginés en La Azohía; Cala Cortina; Islas Menores; Playa Honda; Mar de Cristal; Cala del Pino; Playa del Cavanna; Playa del Barco Perdido, Playa del Galúa, Playa de Levante y Playa de La Gola.

Recordar que a estas 11 Q de Calidad se suman las seis banderas azules concedidas a las playas de nuestro litoral por la Fundación Europea de Educación Ambiental, además de la distinción Sendero Azul, otorgada a la ruta de los 10.000 pasos entre La Manga y Cabo de Palos.

vía Ayuntamiento de Cartagena.

El gigante de la Armada llega a puerto – La Opinión de Murcia

El puerto de Cartagena cuenta este fin semana con una atracción turística de lujo. Se trata del buque de proyección estratégica ‘Juan Carlos I’, la insignia de la Armada española, que se abrirá a las visitas del público hoy sábado y mañana domingo de diez y media de la mañana a una y media de la tarde y de tres a las siete de la tarde.

La Armada se prepara para una avalancha de visitantes, sobre todo, porque en una reciente escala del portaaviones ‘Príncipe de Asturias’ se superaron las diez mil visitas, en apenas dos días.

No obstante, los ciudadanos lo tendrán más difícil que con el portaeronaves, ya que el ‘Juan Carlos I’ no podrá atracar en el muelle de cruceros, como se había previsto en un principio y como sí lo hizo el ‘Príncipe de Asturias’. Y es que su estancia en Cartagena coincide con las escalas de dos buques de pasajeros.

Por esta razón, el buque más grande de la Armada española se ve obligado a fijar su atraque en el muelle de la Curra, a dónde tendrán que acudir los ciudadanos si quieren visitarlo. Quienes se decidan a hacerlo deberán llevar la documentación necesaria para pasar los controles antes de subir al navío.

El ‘Juan Carlos I’ es un novedoso buque de asalto anfibio de la Armada española botado en marzo del año 2008, aunque no fue dado de alta en la lista de buques oficiales de la Marina hasta septiembre del año pasado.

Crucero de resistencia

Su escala en Cartagena es la segunda del crucero de resistencia que lleva a cabo la nave para comprobar el funcionamiento de sus equipos y sistemas durante un período prolongado de navegación.

Su eslora es de 230 metros, frente a los 195 del ‘Príncipe de Asturias’. Y cuenta con una dotación propia de 243 marinos, aunque tiene capacidad para acoger otros 1.200 efectivos para operaciones anfibias o aéreas. Tiene capacidad para que puedan operar 19 aviones o hasta 30 helicópteros.

Las prestaciones del ‘Juan Carlos I’ han despertado el interés de varias armadas extranjeras.

De hecho, Australia ya ha anunciado que adquirirá dos buques basados en el diseño del barco insignia español por más de mil cuatrocientos millones de euros.

vía El gigante de la Armada llega a puerto – La Opinión de Murcia.

José López, candidato a la alcaldía por MC – La Opinión de Murcia

José López, candidato a la alcaldía por MC – La Opinión de Murcia.

MOVIMIENTO CIUDADANO José López Martínez nace en Cartagena, en el seno de una familia de industriales de panadería. Al terminar los estudios emprende su propio negocio en el barrio de Los Dolores, un tostadero de café con marca propia. Desde entonces dedica su esfuerzo y tiempo a su negocio y al conocimiento integral del mundo del café, desde la botánica hasta la catación, alcanzando niveles de excelencia en su oficio y el reconocimiento del sector.

Diez años más tarde traslada su negocio al Polígono Industrial Cabezo Beaza, donde se integra en la Junta Ejecutiva del Polígono. En la actualidad participa en la dirección del grupo de empresas de su familia y ejerce la gerencia de su propio negocio, contando en la actualidad con 30 empleados en sus negocios locales.

Concienciación social y laboral
Sensibilizado con los problemas de las clases más desfavorecidas, emprende actividades en América central orientadas a la sostenibilidad social y medioambiental en los procesos de cultivo del café, ayudando con su gestión a la implantación de procesos de sostenibilidad europeos y norteamericanos (ISO14001/2004 y Rain Forest) en Nicaragua, donde en el año 2002 ayuda a la dotación del primero de una serie de colegios instalados en las propias fincas cafeteras para llevar la enseñanza homologada a los hijos de los agricultores.

Año a año, mediante la difusión y venta en Europa de los productos de estas fincas, consigue la erradicación del trabajo infantil y la implantación de la edad mínima para trabajar de 16 años, con la obligatoriedad para los trabajadores de escolarizar a sus hijos e implantar un seguro médico obligatorio para todos los trabajadores (fijos y eventuales) y un plan de vacunación para toda la comunidad con la creación de centros de atención medica primaria. Ayuda a abrir talleres ocupacionales y de aprendizaje para mujeres con problemas de exclusión social, creando aulas de corte y confección y procurando contratos de comercio justo para dichas mujeres. Presta ayuda económica para el hogar Infantil “La hormiguita” de Matagalpa (Nicaragua), llegando a recuperar a más de una treintena de niños con problemas graves de desnutrición. Tras la pérdida de las instalaciones por el paso del Huracán Mitch, recauda fondos en España para refundarlo, algo que consigue junto con otros empresarios del café en el plazo de 45 días, dotando nuevamente de todo lo necesario para la continuación de las actividades de recuperación, crianza y manutención de los niños. En el año 2008, adquiere su propia finca cafetalera en la región de Waslala, una de las regiones menos desarrolladas de Nicaragua, donde destina un 20% de las 360 hectáreas a reserva de la biosfera. Acomete la puesta en funcionamiento de dicha propiedad bajo parámetros de sostenibilidad medioambiental y social, donde comienza la plantación de 130.000 árboles de café y 63.000 árboles de cacao. Dicha finca ofrece empleo, vivienda y comida a una treintena de familias de manera fija, pasando la centena en épocas de cosecha. Dentro de los procesos de agricultura sostenible, introduce la crianza de ganado como negocio y como alimento para los trabajadores de la finca, contando de manera fija con la crianza con 500 terneros/año.

Casado desde el año 1993, tiene dos hijos de 17 y 12 años.

Aficiones: literatura, música (es miembro de la Cuarentuna de Cartagena), amigo de los paseos por los montes y parajes de Cartagena, la historia y las tradiciones de Cartagena. Colabora en Cartagena con el Banco de Alimentos y otras organizaciones humanitarias.